miércoles, 29 de julio de 2009

La tecnologia educativa del ayer vs la tecnologia que alcanza el éxito

Sumario

1.-INTRODUCCIÓN JUSTIFICACIÓN

2.-¿Qué son las tecnologías? ¿para qué las utilizamos?

3.-Conceptos Tecnología Educativa

4.-Distintos enfoques de la TE

5.-Tesis para poder argumentar a favor de las tecnologías

6.-Motivos del cuestionamiento por parte de los docentes

7.-Cuestionamientos

8.-Argumentos de los estudiantes

9.-Necesidades de los docentes para incorporar las TICs a su hacer cotidiano?

10.-Motivos del uso de la Tecnología por parte de los educadores, los educandos y la sociedad en general

11.-Recomendaciones para los que quieren hacer uso de la tecnología en las aulas

12.-Consecuencias del uso de la TE

INTRODUCCIÓN JUSTIFICACION

En los primeros años de este nuevo siglo, se ha reafirmado la función de la educación en la sociedad del conocimiento. Los centros educativos, que proporcionan ambientes de aprendizaje innovador, para los trabajadores del conocimiento del mañana y para la comunidad en general, son más importantes que nunca. Los principios del aprendizaje para toda la vida que implican inclusión, integración, sostenibilidad, conectividad y calidad, son las consignas de las políticas educativas de muchos países
Las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) lo han cambiado todo, la forma de vivir, de trabajar, de producir, de comunicarnos, de comprar, de vender, de enseñar, de aprender y de actuar, tanto en lo cognitivo, lo axiológico y como lo motor, dimensiones esenciales del hombre. En el Foro el “ Equipo de docentes del Norte” a través de lo expuesto por Martin Barbero, hace hincapié en la influencia total de las tecnologías, ellas: "tocan al ciudadano de modo transversal" atravesando todas sus actividades. En el contacto con las tecnologías es que producimos, nos transformamos y transformamos nuestras prácticas: la forma en que vivimos, cómo nos organizamos, cómo vemos al mundo y nos interrelacionamos con los demás.
Todo el entorno es distinto. El gran imperativo es prepararnos y aprender a vivir en ese nuevo entorno; la sociedad ha estructurado sus valores en forma diferente por lo tanto ha tenido que cambiar sus exigencias respecto a la educación y los centros de enseñanza. Hoy para ingresar a la sociedad del saber es necesario un sistema que garantice la calidad; debe cuestionarse a sí mismo, repensar sus principios y objetivos, reinventar sus metodologías docentes y sus sistemas organizacionales. Tiene que replantear el concepto de la relación aprendiz – docente. Ante toda esta dinámica, el sistema educativo tiene un reto muy valioso en el proceso mismo del aprendizaje, los contenidos curriculares, en revisar críticamente los modelos mentales que han inspirado el desarrollo de los sistemas educativos; si quiere cumplir con su misión en el siglo XXI: brindar satisfacciones a las necesidades de la sociedad en general.
"La Sociedad de la Información está dando paso a la Sociedad del Conocimiento. . En ella, la ciencia y la tecnología unidas y sustentadas recíprocamente van conquistando los distintos ámbitos que comprenden la vida.
Cardona, indica que la cultura de la conectividad, con acceso a las soluciones que se ofrecen desde muy diversas perspectivas en el mundo, es decisiva para que una sociedad pueda ingresar a la sociedad de conocimiento y construir una estructura productiva sólida.
No hay ninguna duda, de la incidencia definitiva de la cultura de la conectividad a escala mundial que hace de las personas, ciudadanos de la aldea planetaria, con acceso a las soluciones que se ofrecen desde muy diversas perspectivas en el mundo. Esta cultura es decisiva para que una sociedad nacional, regional o local pueda ingresar a la sociedad de conocimiento y construir una estructura productiva sólida, superando toda suerte de restricciones. Pero es grave, si esta cultura y estos recursos no los ponen las autoridades y los centros de enseñanza al alcance de las regiones y localidades menos desarrolladas, estas estarán cada vez más marginadas de las oportunidades de este milenio.
Esta cultura circula por la extraordinaria red de autopistas de la información (internet). Por estas autopistas pasan volúmenes sorprendentes de información nunca antes vistos; ellas constituyen una oportunidad extraordinaria de comunicación y acceso al conocimiento entre las distintas personas y están produciendo cambios en la sociedad nunca imaginados
La sociedad encontró, entonces, una manera diferente y rápida de comunicarse, de transportar información, de adquirir conocimientos, de intercambiar productos y de acceder a los pilares de conocimiento.
Ellas permiten que, especialmente los intelectuales y los educadores de todo el mundo se integren en mesas de trabajo y en redes de gran variedad e intereses académicos; es obvio entonces que debemos educarnos integrando las tecnologías de la información y la comunicación y prepararnos para educar a nuestros aprendices del siglo XXI.
Por lo tanto es hora, de insertarnos en la sociedad de conocimiento, de apersonarnos de la ciencia y la tecnología en todos los centros de enseñanza, como un fenómeno internacional de gran magnitud
Guillermo Cardona Ossa en el 2002 manifiesta: “...educar es gobernar, así era en el siglo XIX, así fue durante el siglo XX y así será a medida que avance el nuevo siglo. Este puede ser el siglo del saber, el siglo de la racionalidad científica y tecnológica. Cierto, nuestra especie ha dependido siempre de sus creencias y sus tecnologías, pero ahora esas creencias van siendo cada vez más penetradas por la ciencia y la tecnología que están cambiando a un ritmo sin precedentes”. Yo diría que en la educación está el poder.
Las innovaciones tecnocientíficas conformaron los cambios culturales del siglo XX, estableciendo nuevas formas de vida. Los entornos materiales, interpretativos y valorativos; los modos de organización social, económica y política, junto con el medio ambiente característico de esa época, fueron alterados con las nuevas tecnologías. Mirando hacia adelante, en este siglo XXI, no cabe duda que su influencia será aún más determinante.
De manera específica, la influencia de la ciencia y la tecnología en la sociedad del conocimiento ha ido conquistando distintos espacios de la vida y la ha transformado en su totalidad. Por eso es cada vez más exigente la necesidad de profundizar en el conocimiento de las llamadas “nuevas tecnologías” y su aplicación en la enseñanza y en el aprendizaje. Los docentes de todos los niveles requieren egresar con una formación específica en este campo; de igual forma los profesores que tienen profesiones diferentes a la docencia, deben recibir instrucción en el uso técnico y quizás pedagógico, de los modernos medios.
Dada la imperiosa necesidad de que el docente, mediante el debate y la reflexión, se convierta en el gestor didáctico de su aula y pueda aprovechar las enormes posibilidades que brinda la incorporación de los avances tecnológicos, es preciso que se le proporcione todo el apoyo del sistema, facilitándole las posibilidades y los medios a través de los cuales adquirirá las competencias que las NTIC demandan en él.
Las NTIC han venido a aportarle un nuevo valor agregado a la sociedad del conocimiento. Los oficios que se desempeñan en esas industrias de la sociedad del conocimiento tienen un creciente contenido técnico. No da lo mismo manejar una máquina de escribir que una computadora; cada vez es mayor el número de ocupaciones de alta tecnología y cada día las competencias que exige la sociedad son más sofisticadas.
Actualmente existe la preocupación en varios países sobre las condiciones que deben tener las instituciones educativas para brindar a los estudiantes la preparación adecuada para el mundo tecnológico al que se enfrentan. Los responsables del currículo, tienen la obligación de establecer en las instituciones ambientes enriquecidos, apoyados por la tecnología.
La palabra tecnología deriva del griego techne (arte, destreza,), y logos, (conocimiento, orden del cosmos). La tecnología es un fenómeno social, y como tal, está determinada por la cultura en la que emerge y podría determinar la cultura en la que se utiliza. Pero tal como dice Seymour Papert, "... hay un mundo de diferencia entre lo que la tecnología puede hacer y lo que una sociedad escoge hacer con ella. La sociedad tiene muchas maneras de resistir un cambio fundamental y amenazante."
Es importante enfatizar que la tecnología trasciende los aparatos para incluir el conocimiento, las creencias y los valores de una cultura particular así como el contexto social y personal. Lamentablemente sin embargo, la visión generalizada, normalmente muy reducida (y a veces hasta mágica), limita el papel que la tecnología puede jugar en el desarrollo humano sostenible. Por ejemplo, la concepción del uso de tecnologías digitales en educación muy comúnmente se circunscribe a concebir aulas y aparatos digitales modernos, conectados a internet para transmitir mucha información. Esta visión no toma en cuenta el conocimiento, las creencias o los valores del contexto cultural y social, pero sí incluye expectativas de mejoras automáticas en la calidad del aprendizaje y la educación.

¿Qué son las tecnologías? ¿para qué las utilizamos?

La definición quizás más simple de las tecnologías es: “herramientas que permiten mostrar”. ¿Qué es mostrar? Mostrar es que sea vea y que se entienda. A partir de esta “engañosa simplicidad” (según Jackson ) surgieron diversos debates que condujeron a reconocer que el “mostrar” también modela la conducta y la forma de pensar. Lo que se muestra se transforma en modelo de una forma de razonamiento. De acuerdo a esto las tecnologías son herramientas y algo más; constituyen un entorno o área de expansión en el que pasan de ser soporte a dar cuenta de las posibilidades de utilización. Los docentes muchas veces, las utilizamos para cambiar la forma de dar los contenidos y atraer a nuestros alumnos.
Edith Litwin da un enfoque diferente que reconoce el uso de las tecnologías como ilustración, esto implica en algunas oportunidades ampliar la información o dotar de un atractivo adicional al tema.
“La tecnología es un fenómeno con dos caras: por un lado el operador, por el otro el objeto. Allí donde el operador y el objeto son seres humanos, la acción técnica es un ejercicio de poder. Más aún: allí donde la sociedad está organizada en torno a la tecnología, el poder tecnológico es la principal forma de poder social… El ejercicio del poder técnico concita resistencias de un nuevo tipo, inmanentes al sistema técnico unidimensional”. El equipo de Canelones relacionado con esta opinión de A. Feenberg manifiesta en el foro ”Quien puede negar que estas palabras de Andrew Feenberg no subsisten en la base de todo detractor de la tecnología educativa. Hablar de tecnología (según estas palabras) es hablar de poder. Entonces si no tenemos bien claro lo que es tecnología educativa y lo que es peor aún… si no lo damos a conocer, menos aún podemos fundamentar la presencia de la tecnología educativa en nuestro currículum.” Estoy de acuerdo con que es fuente de poder y por lo tanto los excluidos sentirán las consecuencias indeseables de las tecnologías. Desplegar la tecnología a una escala más amplia de intereses y preocupaciones podría llevar a su “rediseño, para hacerla más compatible con los límites humanos y naturales relativos a la acción técnica.” . Lo expuesto por Feenberg sería imprescindible, pero para ello se necesitan suficientes capitales y preparación de los docentes en Tecnología Educativa que lleven a cabo esa apertura y ese rediseño.

¿Por qué tecnología? Porque está presente, inunda nuestra sociedad, no podemos eludirla, porque constituye "dispositivos tecnológicos de mediación de la experiencia", porque representa instancias decisivas en el diálogo intercultural a la vez que constituye el “territorio apropiado para la aparición y desarrollo de elementos transculturales” tales como valores e ideas.
Y ¿educativa? Porque es un mundo globalizado mediado por la tecnología donde debemos determinar como usar la tecnología para mejorar los procesos de enseñanza y de aprendizaje, para preparar a los que nos rodean; porque implica la aplicación de la tecnología en, por y para la educación en forma organizada, con etapas de análisis y de reflexión sobre las ventajas y los inconvenientes, con personal preparado parra ello, que contribuya a la formación integral de los implicados, adecuada al siglo que les toca vivir. No olvidemos que la "tecnificación - economización" de la experiencia mediada por la tecnología, afecta tanto a los que la usan, como a los que la producen, como a la organización de los centros educativos que no la pueden evitar. Estos, que son productores y reproductores de la cultura en nuestra sociedad se han visto sacudidos por el incremento de los medios masivos de comunicación. “La Era de la Información” ha cambiado nuestro modo de relacionarnos con el mundo.

Tecnología Educativa:

La tecnología Educativa puede entenderse desde distintas perspectivas. Ella tiene que ver con las propuestas de enseñanza que incorporan todos los medios a su alcance, en los contextos que tienen significación, esto es, enmarcada socio-históricamente y en relación con los fines de la enseñanza.
·Tiene diferencias y semejanzas con la Didáctica:
·incorpora algunas temáticas educativas que a la Didáctica le fueron ajenas durante mucho tiempo. Es decir que hay temas que, referidos a las teorías de la enseñanza, son comunes con la Didáctica, pero hay otros, que son distintivos de ella, como por ejemplo la incorporación de medios masivos de comunicación en la enseñanza tales como la radio o la televisión
·a la Tecnología Educativa no le preocupan los problemas de planeamiento a nivel macro, que sí le preocupan a la Didáctica y, en cambio, sí le preocupan los estudios micro, o sea, en los contextos del aula.
·la Tecnología Educativa, a diferencia de la Didáctica, incorpora algunas temáticas educativas que a la didáctica le fueron ajenas durante mucho tiempo

Según Beatriz Fainholc la Tecnología Educativa “es la organización integrada de personas, significados, conceptualizaciones, procedimientos, artefactos simples y/o equipos complejos electronificados, pertinentemente adaptados, a ser utilizados para la elaboración, implementación y evaluación de programas y materiales educativos como procesos y productos que tienden a la promoción del aprendizaje contextuado de un modo libre y creador.” Se trata de una Tecnología Educativa Apropiada -T.E.A.- que se diferencia y separa de la Tecnología Educativa Convencional, de racionalidad instrumental, existente desde la década de 1960 en adelante.
La conceptualización de la Tecnología Educativa ha sufrido bastantes cambios como consecuencia de la evolución propia, de la sociedad (que vive una etapa de rápido desarrollo tecnológico que provoca cambios en todos los aspectos) y de los cambios que se han producido en las ciencias que la fundamentan. En sus inicios existió una voluntad científico-positivista (al pretender que compartiera los presupuestos de la Física), un sentido artefactual, (al centrarla en los medios, entendidos únicamente como dispositivos tecnológicos utilizados con fines instructivos) y una clara dependencia de la Psicología del Aprendizaje, que la situaron en una perspectiva técnico-empírica; los cambios de paradigma en algunas de disciplinas que la habían venido sustentando (Psicología del Aprendizaje, Teoría de la Comunicación, Sociología...) le permitieron evolucionar y encontrar nuevos enfoques bajo una perspectiva cognitiva mediacional y crítica
Se puede destacar: la evolución de su conceptualización "desde un enfoque instrumentalista, pasando por un enfoque sistémico de la enseñanza centrado en la solución de problemas, hasta un enfoque más centrado en el análisis y diseño de medios y recursos de enseñanza que no sólo habla de aplicación, sino también de reflexión y construcción del conocimiento"
Basándose en las propuestas de CABERO, y de la consideración de los paradigmas de investigación didáctica de las últimas décadas, el Dr. Pere Marquès Graells considera diversas etapas de la evolución de la Tecnología Educativa y de la misma manera que Cabero piensa que esas etapas “no deben contemplarse como compartimentos estancos, superados progresivamente, sino más bien como momentos que se solapan a lo largo de su recorrido" · Primeras concreciones
·Enfoques de perspectiva técnico empirista
:Centrado en los medios instructivos
:En la enseñanza programada
:Enfoque sistémico
·Enfoques de Perspectiva cognitiva mediacional
:Interacción simbólica
:Curricular contextualizado
·Enfoque crítico-reflexivo

1.- Primeras concreciones

El Dr. Pere Marquès Graells sostiene que los precursores inmediatos de la Tecnología Educativa se deben buscar entre los autores americanos de principios del siglo XX momento en que existió una fuerte conexión entre psicología y educación y se plantea la necesidad de establecer una ciencia puente entre las teorías psicológicas y su aplicación a los contextos instruccionales

2.-·Distintos enfoques

2.-Enfoques bajo la perspectiva técnico-empírica: los medios instructivos, la enseñanza programada, la tecnología de la instrucción.
La teoría de la educación, buscando dar rango científico a la actividad educativa, se apoyó durante años en un enfoque empírico-análitico por eso, la propuesta tecnológica quedó vinculada a una concepción positivista que se concreta con Skinner, Chadwick y Gagné( entre otros) y mantenía una visión instrumentalizadora de la ciencia donde la Tecnología Educativa asumía la dimensión prescriptiva
Bajo esta perspectiva técnico-empírica se distinguen tres enfoques principales de la Tecnología Educativa centrados respectivamente en los medios instructivos, en la enseñanza programada y en la instrucción sistemática.
Enfoque centrado en los medios instructivos. En el segundo cuarto del siglo XX la Psicología se dedicó más a temas de tipo teórico, adoptando el modelo de las Ciencias de la Naturaleza, y la Tecnología Educativa se ocupó de problemas prácticos de la enseñanza, centrándose especialmente en los materiales, aparatos y medios de instrucción La idea imperante era que al introducir un nuevo medio en las aulas la combinación adecuada del medio, el sujeto aprendiz, el contenido de la materia y la tarea instructiva aumentaría el aprendizaje.
Pero, la Tecnología Educativa como campo de estudio diferenciado no se articulará hasta los años 60, con el despegue de los mass media como factor de extraordinaria influencia social
Luego, a partir de la década de los años 70 el desarrollo de la informática consolida la utilización de los ordenadores con fines educativos
Ahora, en los comienzos del siglo XXI, Tecnologías de la Información y la Comunicación se han difundido en forma masiva en todos los ámbitos y especialmente ha multiplicado su presencia en los centros educativos.
[La TE] "... ha sido concebida como el uso para fines educativos de los medios nacidos de la revolución de las comunicaciones, como los medios audiovisuales, televisión, ordenadores y otros tipos de hardware y software" (UNESCO,1994)
Si bien es cierto que el empleo de muchos medios proporciona a los estudiantes más experiencia, más posibilidades de interacción con la realidad, este enfoque de la Tecnología Educativa centrado exclusivamente en los medios ha recibido muchas críticas por su planteamiento simplista, por la separación entre productores y docentes que utilizan los medios, y por el hecho de que desde estos planteamientos más de una vez se han llenado los centros educativos con instrumentos no solicitados previamente a causa de presiones económicas exteriores al sistema educativo
CABERO (1991) manifiesta al respecto: "Considerar la Tecnología Educativa como una aproximación sistémica implica su abandono como la simple introducción de medios en la escuela y la aplicación de estrategias instruccionales apoyadas en determinadas teorías del aprendizaje. Por el contrario supone un planteamiento más flexible donde lo importante sería determinar los objetivos a alcanzar, movilizar los elementos necesarios para su consecución y comprender que los productos obtenidos no son mera consecuencia de la yuxtaposición de los elementos intervinientes, sino más bien de las interacciones que se establecen entre ellos" Yo diría que los productos obtenidos dependen también de la aplicación organizada por los docentes.
Con todo, siguiendo a Cabero (1999:24), "las promesas y esperanzas depositadas inicialmente en la Tecnología Educativa: disminución de fracaso escolar, aumento del número de personas que podían acceder al conocimiento, reducción de costos y mejora de la calidad de la enseñanza, empezaron pronto a parecer esto, promesas, más que realidades, y (...) se originan una serie de movimientos, preocupados por una fundamentación teórica de las decisiones que se estaban tomando y la revisión de las bases filosóficas y epistemológicas sobre las que se apoyaba"
Salinas (1991) , AREA, CASTRO y SANABRIA (1995), SANCHO (1998), recogen los planteamientos anteriores y señalan la existencia de dos formas básicas de entender la Tecnología Educativa, aunque todas ellas coinciden en determinar como objeto central de la misma el apoyo y la mejora de los procesos de enseñanza y aprendizaje y la resolución de los problemas educativos con la ayuda de los recursos tecnológicos Estas formas de conceptualizar la Tecnología Educativa, con independencia de los planteamientos conductistas, cognitivistas o constructivistas subyacentes, son:
·Concepto centrado en los medios.
·Concepto centrado en la instrucción.

El Dr. Pere Marquès Graells considera que si bien desde una perspectiva amplia el concepto Tecnología Educativa puede corresponderse con este segundo planteamiento más inclusivo y centrado en la instrucción, desde la perspectiva de los ámbitos disciplinares, como materia de un plan de estudios, el estudio de la "tecnología DE la educación", del proceder tecnológico en los procesos de diseño, ejecución y evaluación de las actuaciones educativas, debe corresponder a cada una de las disciplinas pedagógicas. Ella debe considerarse como un campo de conocimiento transversal y auxiliar que atraviesa los ámbitos de las Ciencias Su finalidad es contribuir a la mejora de las actividades educativas y a la resolución de sus problemas.
Con esta posición se acerca a los planteamientos de:
1.-ALONSO (1996:105) cuando afirma: "nos encontramos ante el ya histórico doble planteamiento dentro de la Tecnología Educativa: la ampliación de su campo de acción a todo el proceso educativo; o la identificación de ésta con los medios”. El Dr. Pere Marquès Graells considera que la Tecnología Educativa en un sentido amplio, encontraría su correspondencia con el primero de los planteamientos, mientras que como materia la identificaría con el segundo
2.-BARTOLOMÉ, (citado en ALBA, BAUTISTA y NAFRÍA (1997), cuando dice: "La TE encuentra su papel como un especialización dentro del ámbito de la Didáctica y de otras ciencias aplicadas a la educación, refiriéndose específicamente al diseño, desarrollo y aplicación de los recursos en procesos educativos, no únicamente en los procesos instructivos sino también en aspectos relacionados con la Educación Social y otros campos"; con la misma orientación están las visiones de RODRÍGUEZ DIÉGUEZ (1994), ALBA, BAUTISTA y NAFRÍA (1997) y CABERO (1999) que, sin dejar de reconocer el amplio campo de la interacción didáctica como espacio de actuación de la Tecnología Educativa, apuntan que su centro de gravedad está en torno al uso, diseño y producción, selección, organización y evaluación de los medios.
Complementando lo expuesto en el trabajo grupal es necesario remarcar que Julio Cabero (1999) señala que la Tecnología Educativa es un término integrador (en tanto que ha integrado diversas ciencias, tecnologías y técnicas: física, ingeniería, pedagogía, psicología...), vivo (por todas las transformaciones que ha sufrido originadas tanto por los cambios del contexto educativo como por los de las ciencias básicas que la sustentan), polisémico (a lo largo de su historia ha ido acogiendo diversos significados) y también contradictorio (provoca tanto defensas radicales como oposiciones frontales).

Este resumen sobre las distintas concepciones sobre la Tecnología Educativa a lo largo del tiempo y el análisis de los campos de conocimiento que le han proporcionado una fundamentación teórica, permite percibir la diferencia de criterios existentes. Del concepto de Tecnología Educativa que tengamos va a depender la forma en que la aplicamos.

En las definiciones de la TE que se han dado en las últimas décadas, se pueden encontrar diversas concepciones que han originado perspectivas y prácticas docentes y de investigación muy diferenciadas.